two people, each representing a vpn and a proxy looking at an IP changing

Muchas personas creen que un proxy y una VPN son lo mismo. Sin embargo, aunque cuando navegas las dos mantienen tu dirección IP (dirección de protocolo de internet) en el anonimato, cada una lo hace de un modo diferente y, ¡ahí está el detalle! Una ofrece más rapidez y la otra más seguridad. ¿Cuál es más segura? Aquí compararemos Proxy vs. VPN para que lo descubras.

¿Qué es una VPN?

Si te preguntas qué es una VPN –  Red Privada Virtual (o VPN) es un servicio que le permite a un usuario que busca información en internet, proteger su privacidad. ¿Cómo lo hace? Pues cuando alguien busca algo en internet y tiene una VPN, este servicio se encarga de encriptar todo lo que el usuario busca, lo decodifica y se lo envía. Así no solo le da anonimato en su actividad online, sino que hace que el proceso sea más seguro.

¿Qué es un proxy?

Proxy es una dirección IP que hace el papel de un puente, entre tu dispositivo de conexión e internet. De este modo, hace una solicitud a internet en tu nombre de lo que tú estás buscando y te lo hace llegar a tu dispositivo (ya sea ordenador, tableta, teléfono móvil u otro). Eso hace que, si consultaste una página web, esta no tendrá el registro de que fuiste tú quien lo hizo.

Si al proxy llega todo lo que busco, ¿cómo sé que no usará esa información y vulnerará mi seguridad? Eso es algo que te quedará claro unas líneas más abajo.

Qué es más seguro ¿proxy o VPN?

Ahora que tienes más claro lo que hace cada uno, te presentamos un cuadro comparativo entre ambos, que además de permitirte saber cuál es más seguro, te ayudará a conocer cuál te ofrece más beneficios.

Proxy vs. VPN

PROXY
VPN
No encripta datos (excepto proxy HTTPS)
Encripta todos tus datos
Protege solo ciertas aplicaciones
Protege todo lo que haces online
Limita el seguimiento a tu proveedor de servicios de internet (ISP)
No impide el seguimiento a tu ISP
No te ofrece ninguna protección cuando te conectas a una red Wi-Fi pública.
Te ofrece protección cuando te conectas a una red Wi-Fi pública.
No es bueno eludiendo las restricciones de red
Elude mejor las restricciones de la red
Tiene grietas en la seguridad
Mejora la privacidad y la seguridad
Los datos están más expuestos al espionaje
Oculta tus datos de navegación de los espías

Tanto un proxy como una VPN garantizan tu anonimato, son fáciles de configurar, superan los bloqueos geográficos y pasan por alto la censura. Pero en materia de seguridad y privacidad es indudable que una VPN, gracias a que encripta los datos, tiene una ventaja sustancial sobre su competidor más cercano y sus beneficios son mayores.

Estos no son los únicos productos que ofrecen el mismo servicio, también está Tor, por ejemplo, que, a diferencia de una VPN, es descentralizado. Sin embargo, no es tan robusto como una VPN que, hasta ahora, es lo que más beneficios ofrece y, además, la relación coste-beneficio es bastante superior a la competencia.

VPN: como un proxy, pero mejor 

Como puedes ver, una VPN supera notablemente a un proxy, así que en cualquiera de los escenarios (red pública o privada de internet), ¡ya sabes cuál es el mejor servicio de seguridad y privacidad!

Disfruta los beneficios de una VPN

Empieza con Surfshark